Aprender a ser asertivo

La comunicación es algo inherente al ser humano, por ello, a menudo estamos interaccionando con otras personas e intercambiamos información e ideas, opinamos, expresamos cómo nos sentimos de una manera u otra. Es fundamental a la hora de comunicarnos que haya coherencia entre lo que pensamos, sentimos, decimos y hacemos, esto da armonía y credibilidad al mensaje que pretendemos transmitir. Cada persona tenemos nuestra propia forma de comunicarnos con los demás, y en ella juega un papel importante tanto los pensamientos que surgen en cada situación concreta y las creencias propias que tengamos arraigadas sobre nosotros mismos, los demás y el mundo en general, como la influencia del ambiente (entorno familiar, social, cultura, generaciones, etc.).  Por tanto, cabe la posibilidad de que nuestro estilo comunicativo no siempre sea el más adecuado.

Existen tres maneras de comunicarnos: estilo agresivo, estilo pasivo y estilo asertivo. Este último estilo se considera el más apropiado y con el que podemos alcanzar nuestros objetivos adecuadamente. Pero… ¿qué es la asertividad?

comunicación+asertiva Sigue leyendo

Anuncios

La violencia de pareja entre adolescentes: la importancia de prevenir

La violencia de pareja es un fenómeno universal que, a pesar de que históricamente no se le ha dado la importancia que merece, se ha configurado como uno de los problemas más graves de la sociedad actual. Esta violencia se ha caracterizado por una clara invisibilidad en la que se han minimizado sus efectos, sin embargo, no sólo existe sino que, además, está arraigada socioculturalmente y no entiende de razas, orientación sexual, estatus socioeconómico o lugar de residencia.

La literatura existente sobre la violencia de género en parejas adolescentes es relativamente reciente y, a pesar de que en los últimos años ha cobrado gran importancia, los estudios acerca de esta problemática siguen siendo más escasos que aquellos basados en la violencia marital. Sin embargo, investigar este tipo de violencia en parejas jóvenes para intentar atajarla se torna una tarea imprescindible ya que en esta etapa de especial vulnerabilidad, transición y cambios, los comportamientos violentos pueden instaurarse de forma gradual en función del compromiso que vayan adquiriendo los miembros de la pareja, convirtiéndose en un claro precursor de la violencia de género en la etapa adulta y, con ello, en un serio problema de salud pública.

La violencia en las relaciones de noviazgo carece de una definición unánime entre los investigadores. No obstante, una definición que muestra un mayor consenso es la siguiente: “todo acto o ataque intencional de tipo físico, psicológico o sexual de un miembro de la pareja contra el otro en una relación romántica en la que no existe vínculo legal ni cohabitación”.

La violencia de pareja se extiende a lo largo de un continuo, iniciándose generalmente con abusos verbales hasta incluir, en algunos casos, formas más graves como agresiones sexuales e incluso el asesinato. Así pues, la violencia puede expresarse de diferentes maneras y, principalmente, se clasifica en tres tipos: físico, psicológico y sexual. La violencia física debido a su visibilidad es la más estudiada, sin embargo la violencia psicológica y sexual producen consecuencias de igual o mayor gravedad.

tipologia maltrato

Sigue leyendo