Creencia irracional de exigencia o “debería”: preferir en lugar de exigir.

Mantener la atención en cómo uno mismo, los demás o las cosas deberían ser o actuar nos aleja de aceptar la realidad tal cual es. Es decir, asumir la realidad relacionándola con continuas exigencias supone encerrarnos en un modo de percibir y pensar inflexible lo que, a su vez, nos lleva a comportarnos de acuerdo a unas reglas estrictas autoimpuestas que tanto nosotros mismos como los demás debemos cumplir, ya que creemos que estas normas son lógicas, correctas e indiscutibles. De no ser así, se ponen en marcha pensamientos negativos y (auto)críticas hacia quienes quebrantan la norma dando lugar a una baja autoestima, ansiedad, conflictos con los demás, etc.

los debería

Sigue leyendo

Anuncios

¿Qué es el Trastorno de Ansiedad por Separación?

Cuando hablamos de que un niño presenta un Trastorno de Ansiedad por Separación nos referimos a que el menor manifiesta una ansiedad elevada e inapropiada respecto a su nivel de desarrollo evolutivo, y tiene lugar cuando se produce la separación del hogar o de las figuras de apego, normalmente los padres. Estamos ante un niño que rehúsa a estar solo, insiste en dormir con sus padres, se niega a pasar la noche fuera de casa, tiene con frecuencia pesadillas acerca de ser abandonado, se muestra reacio a ir a la escuela, se resiste a jugar con sus amigos si no es en su casa, etc. Además, es común que presente afecciones somáticas como: temblores, sudoración, cefaleas, dolor de estómago o vómitos. Esta ansiedad también puede experimentarla con el hecho de anticipar o imaginarse estar lejos de sus padres. Este trastorno puede interferir negativamente en su rendimiento académico así como en las relaciones con sus iguales (jugar con los demás niños o participar en actividades o deportes si están fuera del hogar o sin sus padres).

ansiedad-por-separacion

Sigue leyendo

¿Realizar un cambio? ¡Da el paso!

Hay quienes no dan el paso de realizar un cambio en sus vidas, aunque sea necesario, por la incertidumbre que les crea. El temor al no saber qué pasará o si será la mejor opción obstaculiza, en ocasiones, dar ese paso que quizás pueda beneficiarnos en un determinado momento. Aunque a veces no sea sencillo merece la pena. Piénsalo, valóralo y…¡adelante!

  1. ¿Qué quieres cambiar exáctamente? Piénsalo.
  2. Sopesa los pros y contras de ese cambio.
  3. Analiza el modo de realizarlo.
  4. ¿Te merece la pena? Ponlo en marcha.

– Piénsalo, valóralo y…¡adelante! –

11542110_10153546087696096_554642015501051233_n